» Más de un centenar de personas de entidades Down ya trabajan en la empresa ordinaria

Ciento ocho jóvenes con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual, usuarios y usuarias de entidades Down en Galicia, se encuentran trabajando en estos momentos en empresas ordinarias de su entorno.

Por áreas de influencia desde las entidades Down en Galicia, en la zona de Vigo son 49 las personas que cuentan con un mínimo de un contrato en estos momentos, 13 en Pontevedra, 11 en A Coruña, 10 en Compostela, 9 en Ferrol, 8 en Ourense y 8 en Lugo.

Destaca principalmente el número de contratados en este momento de manera indefinida, ya que 59 personas con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual del servicio de empleo de las entidades Down en Galicia disfrutan de la tranquilidad que otorga este tipo de contrato gracias a su buen hacer en sus puestos de trabajo.

Todos ellos son participantes del servicio de Empleo con Apoyo que las entidades Down tienen en funcionamiento desde junio de 2002. Las personas inscritas en este servicio, que suman un total de 193 entre todas las entidades Down, reciben una formación y una preparación laboral que les permite desempeñar los puestos de trabajo más idóneos según las capacidades de cada uno.

Gracias a estas contrataciones, los trabajadores y trabajadoras están adquiriendo experiencia en puestos tan variados como auxiliar de comedor, ayudante de camarero, expendedor de gasolina, masajista u operario de una empresa de automoción, entre muchos otros.

En el pasado ejercicio 2016, fueron 127 las personas que contaron con una oportunidad laboral firmando un total de 161 contratos, lo que pone de manifiesto la inestabilidad y la temporalidad en las contrataciones dentro de este colectivo.

Más allá del aspecto económico y de la libertad que otorga tener una estabilidad laboral, la consecución de un puesto de trabajo contribuye en la mejora de la calidad de vida de las personas usuarias de modo muy positivo, puesto que adquieren un incremento en las cuotas de responsabilidad, de autoestima, de actividad y de autonomía, factores fundamentales para poder llevar una vida “normalizada”. A nivel de habilidades, se observa un aumento de iniciativa, de responsabilidad y de ilusión que afecta a todos los ámbitos de su vida, mejorando considerablemente su sociabilidad.

 

La metodología Empleo con Apoyo

Desde el año 2002, las entidades Down en Galicia desarrollan el servicio de Empleo con Apoyo, diseñado para atender específicamente las necesidades y barreras que las personas con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual encuentran a la hora de intentar acceder al mercado laboral ordinario.

Este modelo se basa en un sistema estructurado de apoyos y acompañamientos para guiar a las personas demandantes de empleo a través de todo el proceso de inserción socio-laboral y asegurar su correcta incorporación al puesto de trabajo. De este modo, las personas que se incorporan a un puesto, cuentan con el apoyo de un preparador o preparadora laboral que se encarga de llevar a cabo una formación específica en el propio puesto de trabajo, para que el trabajador o trabajadora pueda ir adquiriendo progresivamente una adecuada ejecución de las tareas. El apoyo también se centra en la potenciación de la interacción social con sus compañeros y compañeras de trabajo y en la mediación en la relación con ellos para que se desarrolle de manera positiva y natural.

Paralelamente, las entidades Down realizan una labor de prospección laboral con el fin de dar a conocer esta iniciativa entre el tejido empresarial y conseguir su colaboración por medio de contratos y/o prácticas formativas. En este sentido, la participación y la cada vez mayor presencia de las personas con discapacidad intelectual en las empresas ordinarias contribuye de manera eficaz a desterrar los tópicos que tradicionalmente se les atribuyen a este colectivo, resultando una manera sumamente eficaz de inclusión social.